sábado, 16 de mayo de 2009

Prevención de Accidentes



Con motivo de lo que le sucediera a Juan, herida en un dedo por la hélice de su avión, es prudente hacer las siguientes reflexiones:
  • Colocarse delante del avión solo y únicamente en el momento de su arranque. Una vez en marcha pasarse detrás del plano de la hélice, para realizar los ajustes que desee (Desconectar el calienta bujías, regular carburación, calentar el motor etc.)
  • No pasar nunca la mano desde adelante del motor (en marcha) hacia la parte posterior de la hélice para carburarlo.
  • En el momento de darle arranque verificar que no haya nadie en el plano de rotación de la hélice.
  • Siempre usemos la hélice adecuada a nuestro motor.
  • Asegurarnos de que esté lo suficiente apretada.
  • Lo mismo con el cono y que este no toque las palas de la hélice.
  • Mantengamos dedos, manos, pelo y ropas alejados de la hélice. No arrancar los motores con ropas sueltas (Especialmente mangas y puños), colgante de cuello (anteojos), ni ningún otro objeto y/o prenda que pueda ser enganchada por la hélice en su rotación.
  • Mantener los accesorios necesarios para el arranque de los motores dentro del lado correspondiente respecto del plano de la hélice: Arrancador y su batería: adelante; pila del calienta bujías y su cable: detrás; otros accesorios a distancia y en ubicación segura y prudencial.
  • Evitar que pasen cables debajo de la hélice.
  • Todos los ajustes de la aguja del carburador deben ser realizados desde atrás de la hélice.
  • Los espectadores deberían estar por lo menos alejados a 6 m del paso de la hélice.
  • Usar arrancador eléctrico o palo (chicken stick), el motor puede "patear" o arrancar al revés.
  • No demos arranque sobre suelo suelto o con piedras que puedan volar y impactar a los que están detrás.
  • Es obvio, pero nunca interponga nada en la hélice en movimiento para detener el motor.
  • Elimine hélices con rajaduras, faltas de pedazos o signos de deterioro por el uso, descartar de raíz el uso de hélices que han sufrido un accidente o han tomado contacto con el piso o con otro objeto contundente: Pueden tener fracturas no fáciles de visualizar, que podrían provocar el desprendimiento de parte de la misma.
  • No repare las hélices dañadas, se pueden transformar en proyectiles mortales.
  • Tampoco las modifique, su diseño responde a largos estudios previos.
  • Pintar los extremos de las palas de las hélices, por ambas caras, de algún color notable (Blanco, amarillo, anaranjado fluo), ayuda a visualizar mejor el arco que describen.
  •  Tener mucha precaución cuando se levantan los aviones para probarlos, la aceleración del motor nos puede hacer perder estabilidad.
  • Anunciemos todas nuestras maniobras tanto para despegar como para aterrizar.
La seguridad depende de todos, y es compromiso y responsabilidad de cada uno.

 Un accidente puede empañar una tarde que disfrutamos nuestro hobby, seamos cuidadosos, el exceso de confianza y la rutina en las maniobras, muchas veces conspira con la seguridad, propia y la de los demás.

No hay comentarios:

Extra 330 L de Sergio Marinhas